Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar


Chocolate de alta costura
  • William Curley
  • 978-84-16965-87-8
  • 224 págs.
  • 21 x 27,5 cm
  • Rústica con solapas

Chocolate de alta costura

  • Una variedad de creaciones con chocolate de uno de los más destacados maestros chocolateros del mundo: recetas adaptadas al repostero casero para crear barras de chocolate y confites, pastas y bocaditos, pasteles y tartas, bizcochos y galletas.
  • Trufas y bombones de alta costura infusionados con ingredientes clásicos y originales, como el vinagre negro japonés, la citronela y el jengibre, el albaricoque y el wasabi, así como caramelo de sal marina.
  • Ingredientes exquisitos e impresionantes fotografías elevan la elaboración del chocolate a la categoría de arte.

Disponible próximamente


Ver interior del libro

William Curley nos desvela los procesos que hay detrás de sus extraordinarias creaciones con chocolate, así como los secretos y las técnicas que forman la base de sus exquisitas recetas. Ganador en cuatro ocasiones del galardón al mejor chocolatero del Reino Unido concedido por la Academy of Chocolate, Curley es un innovador en este arte. El libro se inicia con una guía de las cualidades únicas del chocolate fino, se expone la gama de profundidad, intensidad y sofisticación de las diferentes variedades de granos de cacao, a la vez que se aconseja el mejor chocolate que se puede utilizar para recrear las recetas.

 

Se incluyen instrucciones paso a paso y fotografías para trabajar todas las técnicas, desde el atemperado hasta la ganache básica, para, a continuación, presentar toda la gama de apetitosas recetas, desde las trufas, los bombones, las barras y los confites, las pastas y los bocaditos, los bizcochos y las galletas, los pasteles y tartas, hasta las salsas y las bebidas, con variedades clásicas y sencillas hasta otras sofisticadas y espectaculares.

 

Contenido

 

Prólogo 6

Una aproximación al chocolate 8

Conocimientos básicos sobre el chocolate 10

Trufas 24

Bombones de alta costura 42

Barras y confites 84

Pastas y bocaditos 108

Bizcochos y galletas 128

Pasteles y tartas 150

Helados, salsas y bebidas 198

Ingredientes y utensilios 218

 

Autores

 

William Curley inició su carrera como aprendiz en el Hotel Gleneagles, próximo a su ciudad natal en Escocia. Desde entonces ha trabajado en diversos establecimientos galardonados con estrellas Michelin a las órdenes de algunos de los chefs más respetados del mundo, incluyendo a Pierre Koffmann en La Tante Claire, a Raymond Blanc en Le Manoir aux Quat’Saisons, Marco Pierre White en The Restaurant en Knightsbridge y Marc Meneau en L’Espérance en Francia. Sus excepcionales habilidades como repostero florecieron durante esta época y condujeron a su designación como chef repostero en The Savoy de Londres, donde conocería a su colega repostera y futura esposa y colaboradora, Suzue, cuya herencia cultural japonesa ha influenciado muchos de los sabores que componen sus recetas. Entre los numerosos galardones que Curley ha recibido se incluyen Chef Pastelero del Año, Postre Británico del Año, y conjuntamente con Suzue, la Medalla de Oro representando a Escocia en las Olimpiadas Culinarias en Erfurt y en eventos internacionales en Basilea, Chicago, Londres y Luxemburgo. Además, William y Suzue han ganado juntos el galardón de Mejor Chocolatero del Reino Unido en cuatro ocasiones, con más de 25 medallas de oro por sus chocolates. En el año 2004, abrieron su primera tienda en Richmond-upon-Thames, y recientemente una segunda tienda en Belgravia, donde, junto a un amplio surtido de creaciones de chocolate y piezas de repostería, también han inaugurado el primer bar de postres de Londres. En la planta inferior, una cocina profesional de calidad alberga regularmente lecciones magistrales y cursos tanto para adultos como para niños.

 

José Lasheras inició su carrera como fotógrafo en Madrid, trasladándose posteriormente a Milán, donde trabajó durante diez años como fotógrafo autónomo para diversas publicaciones de Condé Nast en Italia. En 1996, llevó su impresionante habilidad para la fotografía a Londres, donde trabaja como fotógrafo, además de como pintor, para una amplia variedad de clientes, que van desde Burberry hasta Wedgwood.