.

Resultados de la búsqueda

9,52 €
  • ¿Por qué Frida Kahlo es un icono del arte?
  • Sufrió muchos dolores y penalidades, pero utilizó sus audaces y atrevidas pinturas para expresar sus emociones y celebrar su identidad.
  • Descubre a una de las pintoras más fascinantes del siglo XX con este colorista retrato de su increíble vida.

También en catalán>>

9,52 €
  • ¿Cómo inspiró Nelson Mandela al mundo?
  • Revolucionario antiapartheid, político y filántropo, el viaje de Nelson Mandela de prisionero político a presidente de Sudáfrica es una historia increíble de triunfo frente a la adversidad.
  • Sigue el relato de esta vida extraordinaria y descubrirás la lucha de todo un país por la libertad.

También en catalán>>

9,52 €
  • ¿Por qué Amelia Earhart fue una heroína de la aviación?
  • Fue la primera mujer en atravesar sola el océano Atlántico en un vuelo, rompió récords aeronáuticos, escribió libros que fueron éxitos de venta y luchó por la igualdad de derechos de la mujer.
  • Su desaparición cuando intentaba dar la vuelta al mundo en avión continúa siendo un misterio.

También en catalán>>

9,52 €
  • ¿Por qué Marie Curie fue una superestrella de la ciencia? 
  • Fue la primera mujer en conseguir un Premio Nobel, descubrió dos elementos químicos nuevos y contribuyó al desarrollo de tratamientos contra el cáncer, e incluso inventó el término radiactividad, pero finalmente pagó un alto precio por su dedicación a la física…
  • Conoce a una de las personalidades más inspiradoras de la ciencia a través de este original recorrido por su sorprendente vida.

También en catalán>>

9,52 €
  • ¿Por qué es Fernando de Magallanes uno de los mayores exploradores del mundo?
  • Dirigió la primera expedición que navegó alrededor del mundo, descubrió un atajo «imposible», dio nombre a un océano y demostró que la Tierra es redonda.
  • Descubre las hazañas de uno de los exploradores más tenaces y valerosos en esta emocionante guía sobre su apasionante vida.

También en catalán>>

9,52 €
  • ¿Cómo se convirtió Stephen Hawking en una de las estrellas más brillantes de la ciencia?
  • Estaba decidido a explorar algunas de las grandes cuestiones de la existencia y nunca cejó en su empeño por muchas dificultades que tuviera.
  • Descubre cómo este genial científico se convirtió en un escritor de éxito que cambió el modo en que pensamos sobre el universo.

También en castellano>> 

9,52 €
  • ¿Cómo se convirtió Ana Frank en una escritora famosa en todo el mundo?
  • Utilizó sus palabras y su ingenio para mostrar la realidad de la guerra a millones de personas; asimismo, demostró que la bondad y la esperanza pueden prevalecer incluso en los momentos más oscuros.
  • Conoce la extraordinaria vida de Ana y el diario que cambió el mundo.

       También en catalán>>

4,76 €

Pollito Benito se ha resfriado. Nada de qué preocuparse, solo es una fiebre pasajera que ya se acerca a su fin. En dos días, a más tardar, volverá a estar en plena forma. Pero dos días son mucho tiempo todavía para quien lleva en cama toda una semana y se muere por salir al jardín a divertirse. De poco sirvió que Benito suplicara y protestara clamando que ya se encontraba bien. Su madre, toda una madre gallina, se tomaba muy en serio la salud de los pequeños.

Celestino Grillo había regresado con su vestido de retales y con su destartalado organillo. Con él y con su música llegó la alegría al jardín. Durante su visita a la colmena, la reina de las abejas decidió que ella también era capaz de hacer sonar aquel organillo e invitó a todos los bichitos a un concierto.

La vieja Guadalupe Topo ha perdido su querido tesoro. Lo había escondido en un lugar seguro, una pequeña y elegante madriguera, pero ahora ha desaparecido. Remueve cielo y tierra por todo el jardín, busca entre las flores de Abeja Teresa, le pregunta a Escarabajo Gustavo después de atropellarlo por la prisa, pero su tesoro sigue sin aparecer.

Mariano era un gusano que no destacaba precisamente por su buena educación. Era un gusano orgulloso, cotilla y muy guasón. Eran tantas las historias sobre las bromas y las burlas de Mariano hacia sus vecinos que ya ni se contaban. Por ello, en el jardín se estaba gestando una extraña conspiración.

4,76 €

Los habitantes del jardín de los Bichitos Curiosos creen que Membrillo es en realidad Papá Noel. Esta confidencia, que en un principio sólo conocía Piojo Rastrojo, se convierte con rapidez en un secreto a voces. Membrillo empieza a recibir decenas de cartas y listas de regalos por parte de amigos y conocidos de la vecindad.

Cuando Teresa echó de su casa a la pulga Raimunda y fue a parar a la casa de Membrillo, ésta nunca hubiera imaginado el futuro profesional que le esperaba. Membrillo estuvo encantado de acoger a Raimunda en su casa y poder enseñarle sus trucos. Como la pulga aprendía rápido, decidieron montar un espectáculo, y fue tal el éxito que obtuvo, que el director de circo más famoso quiso llevarse a Raimunda de gira mundial.

En el huerto vive una hortelana de lo más curiosa que se llama Rosa Babosa. Tiene un apetito voraz, pero su gran pasión son las coles de todo tipo, siempre y cuando tengan hojas crujientes que roer. A Rosa a menudo la visitan parientes, amigos y vecinos con los que comparte mesa.

Úrsula Libélula vivía sola en una casita húmeda situada en medio del estanque. No le gustaba que la molestasen, por lo que no invitaba nunca a nadie. Pero un día alguien se acercó a grandes saltos a su casa.

Maruja es una hechicera que cumple el sueño del tímido Renato Lagarto convirtiéndolo en un dragón alado que echa fuego por la boca. Renato es ahora feliz con su nuevo aspecto. Pero a la mañana siguiente, al salir Renato a pasear por el jardín, sus amigos no lo reconocen y huyen asustados.

Erizo Rollizo busca un hogar donde hibernar. Pero la búsqueda se hace difícil y el lugar que elige poco a poco se desvanece al tratarse de la montaña de leña que el duendecillo necesitaba para pasar el frío invierno.

Un ladrón rondaba por el jardín. Membrillo no tenía ninguna duda. Sus zanahorias, sus lechugas y sus coles desaparecían del huerto cuando se daba la vuelta. Estaba seguro que se trataba de un conejo, por lo que buscó su madriguera, pero en su empeño sólo encontró un sombrero de copa, negro y brillante. De repente, de su interior apareció un conejo blanco como la nieve.

23,94 €
  • Un mágico y trepidante viaje de Wendy y sus hermanos al país de Nunca Jamás, un mundo donde todo es posible y donde los niños nunca crecen.
  • Campanilla los acompañará en sus hazañas y siempre tendrán que permanecer atentos a los intentos del Capitán Garfio por atrapar a Peter.
  • Este clásico de la literatura infantil refleja claramente el deseo por la aventura que comparten todos los niños.
4,76 €

De todos los habitantes del jardín, Sonsoles era, según se decía, quien tenía menos sesera. Pero, por suerte, cuando hacía las cosas al revés, nadie se lo tenía en cuenta ya que Sonsoles tenía un buen corazón y siempre estaba dispuesta a hacer favores a los demás.

Érase una vez un pequeño abejorro, algo rechoncho, que se llamaba Modorro. Con la llegada del buen tiempo éste se dedicó a recolectar el polen suficiente para poder llenar su despensa. Mientras tanto, Abeja Teresa estaba preocupada porque no sabía si encontraría suficiente polen para preparar sus tarros de miel porqué Modorro, según le informaron las flores, se lo había llevado todo.

En el jardín de los Bichitos Curiosos vivía un médico muy extraño. El único remedio que conocía para curar a sus pacientes eran las picaduras, un método no demasiado agradable. El hijo del doctor Mosquito se llamaba Federico. Aunque él no compartía ese deseo, su padre quería que fuese también médico.

Avelina era una mamá gallina de las de verdad, siempre preocupada por sus pollitos. La pobre tenía tanto miedo a perderlos que los contaba todo el rato, los volvía a contar y les repetía sin parar que no se alejaran y que tuvieran cuidado con el gato. Pero el temor de Avelina un día se hizo realidad cuando el Pollito Benito desapareció. ¿Se lo habría llevado el gato?

Hormiga Edelmira era la más pequeña de la comunidad de obreras del jardín. Todos los días salía en busca de comida con sus hermanas, pero todo lo que encontraba era demasiado pesado para transportarlo o demasiado grande para ella. Todas sus compañeras se reían de ella y, finalmente, un día la reina de las hormigas mandó expulsar a Edelmira de la colonia por no ser capaz de cumplir con su tarea.

Cada mañana, con los ojos todavía medio cerrados por el sueño, Tortuga Lúa salía de casa. Lentamente, un paso tras otro, atravesaba el jardín haciendo siempre el mismo camino, el que le conducía al huerto. Sin embargo, la buena voluntad con que lo cuidaba no era suficiente: Lúa necesitaba ayuda, pero todavía no se había dado cuenta.

A pesar de que la nieve y el frío encrespaban su plumaje, Rodolfo mostraba al cielo su pecho rojo y cantaba ante la ventana donde una mano amiga dejaba cada mañana unas miguitas de pan para los pájaros. Cuando acababa su canción se acercaba enseguida y picoteaba las migas que le habían dejado. Pero aquella mañana no había migas; los espabilados gorriones se las habían ventilado. Y así sucedió día tras día, hasta que Rodolfo fastidiado no tuvo más remedio que huir.

Érase una vez una mariposa llamada Gilberto que vivía en una casita rodeada de margaritas, entre perfumadas azucenas y rosales trepadores. A Gilberto le encantaba estar con las flores y se pasaba todo el día con ellas. Cuando se ocultaba el sol, volvía a su casa. Una mañana, al ir a visitar a sus amigas las flores, se encontró con que todas estaban cerradas.

La familia caracol hacía mucho tiempo que vivía en el viejo jardín. Tornasol se preguntaba muchas veces hasta dónde llegaba el jardín y qué había más allá. A esta pregunta sus padres siempre respondían que en ningún lugar estaría tan bien como en casa. Pero la curiosidad de Tornasol crecía cada día más y un buen día decidió recorrer el mundo.

Cuando los bichitos del jardín dormían, Luci Luciérnaga se levantaba. Era una especie de hada y le encantaban las «nocheriendas». Pero, ¿qué es una «nocherienda»? Bueno, pues es exactamente lo mismo que una merienda, sólo que se celebra de noche y principalmente en el cielo en vez de, por ejemplo, sobre la hierba.

Tosca era una mosca que vivía en una casucha zarrapastrosa que seguramente hacía mucho tiempo que no limpiaba. Ella nunca se lavaba y no paraba de rebuscar en los cubos de basura de sus vecinos. Y cuando terminaba el trabajo comía sentada sobre una caca inmensa y apestosa. La vida de Tosca no les hacía gracia a sus vecinos y ninguno de ellos le dirigía la palabra.