Santiago Conejo Mago. Bichitos curiosos

Un ladrón rondaba por el jardín. Membrillo no tenía ninguna duda. Sus zanahorias, sus lechugas y sus coles desaparecían del huerto cuando se daba la vuelta. Estaba seguro que se trataba de un conejo, por lo que buscó su madriguera, pero en su empeño sólo encontró un sombrero de copa, negro y brillante. De repente, de su interior apareció un conejo blanco como la nieve.

Más detalles

Él mismo se presentó como Santiago, un conejo mago. Y ambos decidieron practicar un poco de magia conjuntamente, con la condición de que Membrillo nunca debía coger a Santiago por las orejas. Pero la promesa de Membrillo a su nuevo amigo se le olvidó el día en el que presentaron su espectáculo de magia a los demás Bichitos, por lo que el número se torció y se inició una inesperada persecución.

 

Los Bichitos Curiosos pueblan un mágico jardín creado por Antoon Krings. Cada bichito nos llevará a vivir una divertida aventura en su afán por descubrir el mundo, aprender a convivir y ser solidarios con los demás o simplemente reírnos de sus peripecias. Las historias son cortas, ideales para niños que empiezan a leer, y las ilustraciones, llenas de color, son sugerentes y atractivas para los más pequeños.

 

Autor

 

Antoon Krings, ilustrador, pintor y escritor, crea una obra original y de gran riqueza gracias a la innegable personalidad de las ilustraciones y a la estructura de los relatos. Nacido en Francia en 1962, cursó artes gráficas en ESAG y diseñó las ilustraciones textiles para Ungaro. Más tarde se consagró a la escritura e ilustración infantil, y obtuvo en 1994 la mención especial del Premio Gráfico en la Feria de Bologna.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Santiago Conejo Mago. Bichitos curiosos

Santiago Conejo Mago. Bichitos curiosos

Un ladrón rondaba por el jardín. Membrillo no tenía ninguna duda. Sus zanahorias, sus lechugas y sus coles desaparecían del huerto cuando se daba la vuelta. Estaba seguro que se trataba de un conejo, por lo que buscó su madriguera, pero en su empeño sólo encontró un sombrero de copa, negro y brillante. De repente, de su interior apareció un conejo blanco como la nieve.

Product successfully added to the product comparison!