Memoria del cuerpo

Memoria del cuerpo

  • Fotografías que nos recuerdan bellamente que estamos hechos de luces y sombras.
  • Bajo su mirada, el cuerpo regresa a sus formas puras, a ser carne esencial, naturaleza luminosa.
  • «El trazo de su cuerpo ya no le pertenece porque ahora es sólo un reflejo del pasado... El trazo ahora es mío y de la memoria del cuerpo.» Anamaría McCarthy

Más detalles

48,03 € IVA incl.

El río de la vida pasa ante nosotros y nuestra mirada lo detiene y fragmenta en infinitas imágenes que luego el tiempo olvida o rescata. La memoria, inevitablemente, dota a esas imágenes de nuevos sentidos. La cámara fotográfica no actúa de otra manera. Como una memoria anticipada, explora la realidad, persigue seres y situaciones que fija para siempre y revela en su más nítida (o precisa) significación.

 

Cuerpos sin rostro que expresan más que los rostros, violencia que late desde lo en apariencia inerte, texturas que la piel descubre o apenas sugiere. El efecto de estos cuerpos que carecen de rostro es doble: por un lado, nos fuerzan a concentrarnos en puros perfiles, texturas y volúmenes del cuerpo; por otro, suprime algo que quisiéramos ver o saber.

 

Contenido

 

Prólogo, de José Miguel Oviedo 13

Piel iluminada 21

Alteraciones 69

Interiores 91

 

Autora

 

Anamaría McCarthy nació en Glen Cove, Nueva York, en 1955. Después de dedicarse durante un buen tiempo a la escultura en cerámica, incursionó en la pintura y el grabado y fue a través de esas artes que descubrió la fotografía. Nacionalizada peruana y residente en Lima desde 1973, ha representado a Perú en importantes eventos internacionales y realizado numerosas exposiciones individuales. Sus fotografías forman parte de colecciones privadas de ese país y el extranjero En 1990 fue premiada con la medalla del 50.º Salón Internacional de Fotografía de Japón, en Tokio.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Memoria del cuerpo

Memoria del cuerpo

  • Fotografías que nos recuerdan bellamente que estamos hechos de luces y sombras.
  • Bajo su mirada, el cuerpo regresa a sus formas puras, a ser carne esencial, naturaleza luminosa.
  • «El trazo de su cuerpo ya no le pertenece porque ahora es sólo un reflejo del pasado... El trazo ahora es mío y de la memoria del cuerpo.» Anamaría McCarthy
Product successfully added to the product comparison!