.

El huerto de las brujas

  • Sanadores, boticarios, hechiceros, herboristas... con independencia del nombre, lo cierto es que hace milenios que se cultivan plantas por sus fabulosas propiedades místicas y curativas.
  • Describe más de medio centenar de las principales plantas empleadas para la magia, así como sus diversas aplicaciones tanto legendarias como demostradas. 
  • Desde el chillido de la mandrágora a la calma que produce la hierba de san Juan, la historia de estas especies esotéricas es muchas veces tan oscura y huidiza como el propio arte de la herbología. 

23,94 €
IVA Incl.
No disponible.

Sandra Lawrence / Royal Botanic Gardens, Kew

208 páginas

15 x 21 cm

Cartoné

9788419094438

Se narran anécdotas sobre todo tipo de remedios: contra el mal tiempo, contra el mal de amor, para proteger del mal o incluso para lograr la inmortalidad.

Acompañan a estas anécdotas exquisitas ilustraciones botánicas, imágenes de algunos de los especímenes más fascinantes que se conservan en el archivo de los Royal Botanic Gardens de Kew y antiguas representaciones de prácticas ocultistas que evocan la relación con la brujería de estas misteriosas especies.

Contenido

Introducción 6

Las plantas del mundo antiguo 8

Mentes privilegiadas 20

De la superstición a la ciencia y vuelta a la superstición 34

Las estaciones 58

Las etapas vitales 76

Curas para el cuerpo 96

Las plantas y el cielo 134

Los secretos de la destilería 146

El espejo siniestro: las plantas de las sombras 168

Las plantas de la esperanza 194

Autora

Sandra Lawrence es periodista y autora. Colabora con el Evening Standard, Guardian, Financial Times, The Times, Londonist.com y el English Garden. Es columnista londinense de la revista British Heritage y forma parte del panel de expertos de preguntas y respuestas de la revista History Revealed. Sus escritos de viajes se recopilan en madamepassepartout.com.

Los Royal Botanic Gardens, Kew son un extenso jardín botánico con invernaderos, de 120 hectáreas de superficie, que se halla al suroeste de Londres. Son miembro de la Unión Internacional de Jardines Botánicos para la Conservación (BGCI) y presenta trabajos para la Agenda Internacional para la Conservación en los Jardines Botánicos.